miércoles, 12 de octubre de 2016

Clinton pide a los coloradinos que rechacen "la oscura y divisiva campaña" de Trump

Por segundo día consecutivo, los partidarios de Donald Trump han interrumpido a Hillary Clinton mientras pronunciaba un discurso. Esta vez ha ocurrido en Pueblo, Colorado, donde la candidata demócrata intenta amarrar los 9 votos electorales del estado de las Montañas Rocosas.


Clinton ha acusado a su adversario de utilizar "tácticas chamuscadas" para intentar reventar sus mítines con personas que gritan que su marido, Bill, es un violador. Esa y otras acusaciones le parecen "pura negatividad. Es lo único que dejan." (¡Y es que no quiere que se hable tampoco de los emails!)


"Los americanos quieren salir [a votar] en gran número," ha dicho Clinton. "Rechazad la oscura y divisiva campaña que se está haciendo."


"Nosotros hemos hecho todo lo posible para permanecer fuera de toda la mezquindad," ha asegurado frescamente. "Quiero que sepáis que quiero ser la Presidenta de todos. Estoy cansada de toda la división y las barreras. Quiero unir a la gente más allá de las líneas partidistas, de todas las líneas que nos dividen."


La candidata ha dicho que ha visto "miedo y ansiedad" en las familias de inmigrantes, en especial en los niños, que están "muertos de miedo" por la retórica de Trump.



No eran demasiados pero sí muy ruidosos los seguidores de Clinton hoy en Pueblo, una ciudad que Obama se llevó por 13 puntos. "¡Wow!," ha dicho Hillary, que no visitaba Pueblo desde la campaña de 1992


Mitin completo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada