lunes, 31 de octubre de 2016

Campaña vintage: recta final

Pasamos ya de la recta final a la recta final, final, final. La tremenda, tremenda, tremenda recta final o la recta muy, muy, muy final.

3 de noviembre de 1960: John F. Kennedy hace un mitin callejero en Phoenix, Arizona.

"Reconozco que la prueba aquí no es fácil," dice el candidato. "Sé que Barry Goldwater envió un cable a Nelson Rockefeller diciendo que Arizona estaba en el saco. Arizona está en el saco como estaba en el saco para los New York Yankees. No hay elecciones en los Estados Unidos que estén en el saco dos semanas antes, y nuestra experiencia este año en Arizona, un sólido estado demócrata, va a demostrar que Arizona y la nación van a ser demócratas en 1960."

Añade: "Barry, estas elecciones no están en el saco ni en Arizona ni en la nación. Puede que tengas tus posibilidades en 1964 porque vamos a retirar al señor Nixon a la bonita California."




4 de noviembre de 1960: John F. Kennedy recorre las calles de Chicago (una ciudad fundamental para su suerte) en coche descapotable con el Alcalde Richard J. Daley. Desde la primera campaña de Franklin D. Roosevelt en 1932, era habitual que los alcaldes de Chicago agasajaran al candidato presidencial demócrata en la última semana de campaña con desfiles y mítines a los que convocaban a decenas de miles de personas.




5 de noviembre de 1960: John F. Kennedy hace campaña en el Bronx, Nueva York.

"Hace tiempo llegué a la conclusión de que el asunto básico de esta campaña era la cuestión de si el pueblo de los Estados Unidos creía que era hora de empezar a moverse otra vez, que empezaba a avanzar otra vez, y que la mayor contribución que podía hacer a la causa de la libertad era construir una sociedad fuerte y vital aquí en los Estados Unidos," dice Kennedy en Fordham Road, una de las calles principales del distrito.

"El señor Nixon ha escogido un camino diferente. Vengo hoy aquí y os pido vuestra ayuda. Os pido que os unáis a nosotros. Os pido vuestro apoyo el martes. Os pido vuestra ayuda para forjar un país más fuerte aquí, aportando oportunidades de educación a nuestros hijos; aportando trabajo para nuestra gente; aportando asistencia médica, atada a la Seguridad Social, para nuestros ciudadanos mayores; aportando oportunidades a todos los hombres y mujeres con talento para que construyan su sociedad aquí, en los Estados Unidos."




7 de noviembre de 1960, víspera de las elecciones: tras una rápida gira electoral por Nueva Inglaterra, con paradas en Hartford (Connecticut), Manchester (New Hampshire) y Providence (Rhode Island), John F. Kennedy llega a su estado, Massachusetts, donde da un primer discurso frente al ayuntamiento de Springfield, el segundo área metropolitana del estado.

"Si este país vuelve a trabajar, si avanza con un propósito, si avanza con perseverancia, no hay nada que no pueda hacer, nada," les dice a sus paisanos. "He viajado por los 50 estados en los últimos 12 meses, por todas las partes de los Estados Unidos, y vuelvo de ese largo viaje desde Alaska hasta Maine y hasta Massachusetts con más confianza en que este país puede cumplir con sus responsabilidades en los años sesenta."




Esa noche, Kennedy cierra la campaña en el Boston Garden (entonces el pabellón de los Celtics) de Boston.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada