viernes, 21 de octubre de 2016

Trump, a los norcarolineses: "Vuestras compañías no abandonarán Carolina del Norte. Habrá consecuencias"

"Vuestras compañías no abandonarán Carolina del Norte con una administración Trump. Habrá consecuencias," ha prometido Donald Trump durante un acto electoral en Fletcher, un pueblo de la zona interior de Carolina del Norte, situado junto a las Montañas de Cresta Azul en Apalachia.


Trump hará tres mítines hoy (este de Carolina del Norte y dos en Pennsylvania) y dos mañana (en Virginia y en Ohio). "Gane, pierda o empate (y ganaré) estaré contento conmigo mismo," ha dicho. "Nunca quiero mirar atrás y decir, 'Si simplemente hubiera hecho un mitin más.' No quiero mirar nunca atrás, no quiero decir nunca eso de mí mismo."


No le falta razón. Aunque algunos gurús piensan que en el siglo XXI los mítines ya no sirven para decantar el voto, sí pueden tener un impacto decisivo si un estado está lo suficientemente igualado. En las elecciones de 2004, la visita de George W. Bush a Des Moines el domingo anterior a las elecciones fue clave para que el entonces Presidente ganase Iowa, un estado que no votaba republicano en unas presidenciales desde 1984.


Trump ha vuelto a criticar a Hillary Clinton por haber conseguido las preguntas de los debates a través de Donna Brazile, presidenta del Comité Nacional Demócrata, que es la jefa directa de varios periodistas o de sus parejas. ¿Por qué a Clinton no se le ha cuestionado sobre esto?, ha preguntado el candidato republicano.


Ha comparado la situación con el caso de
Charles Van Doren, que conocéis gracias a la película Quiz Show. El dilema (1994) de Robert Redford. Cuando los estadounidenses descubrieron que un concurso de televisión estaba amañado, aquello fue una tragedia nacional, un impacto como ningún otro desde la Segunda Guerra Mundial. Ahora ya a nadie le extraña que los concursos estén amañados. ¡Lo mismo conseguirá El Donald con las elecciones!


Van Doren "consiguió las preguntas por adelantado y su vida quedó arruinada," ha recordado Trump. En cambio a Clinton nadie le arruina la vida. "¿Podéis imaginaros si yo hubiera conseguido las preguntas y se hubiera descubierta? ¿Por qué no le están preguntando a Hillary?"


"¡Al talego! ¡Al talego!," ha gritado un público entregado.


Por esa y otras revelaciones, "nos encanta Wikileaks," ha dicho. Por ejemplo, nos ha permitido comprobar también que la campaña de Clinton "tiene una gran hostilidad hacia los católicos y los evangélicos." "Los evangélicos y las personas de fe... creo que nos van a votar a lo grande," ha dicho Trump.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada