domingo, 23 de octubre de 2016

Evan McMullin lleva su campaña por los 6 votos electorales de Utah a los talk-shows domingueros

George Stephanopoulos, en This Week (ABC), ha entrevistado al candidato presidencial independiente Evan McMullin, un ex agente de la CIA, ex de Goldman Sachs y miembro del Council on Foreign Relations (¡con 40 años!), mormón y soltero, probablemente lanzado por algunas familias tradicionales de la comunidad de Inteligencia que o temen perder el control del Partido Republicano o pretenden acabar con él o sencillamente impedir que gane mientras no cambie.


La 'táctica McMullin' no es una improvisación como podía parecer en un principio. Está bien pensada para
perjudicar a Donald Trump en algunos estados donde la comunidad mormona ha sido una parte fundamental de la base electoral republicana: Utah, Nevada y Arizona (y quién sabe si Idaho). Según los últimos sondeos, Trump podría perder Arizona frente a Clinton precisamente por la resistencia de muchos mormones a apoyarle, y en Utah McMullin tiene opciones reales de llevarse los 6 votos electorales del estado (sería el primer independiente en llevarse un estado desde George Wallace, un mito, en 1968). Son dos estados absolutamente imprescindibles para Trump.


"Ahora mismo, tenemos un partido en el Partido Republicano que se aleja de las personas de diferentes razas, que se aleja de las personas de diferentes religiones,"
 ha dicho McMullin. "La realidad es que incluso después de 2012, el Partido Republicano sabía que necesitaba hacer más para atraer a las minorías, a las mujeres y a los 'millennials,' y la realidad es que no ha sido capaz de hacer eso. Y, de hecho, va en la dirección equivocada, no en la buena dirección, con la nominación de Donald Trump."


McMullin cree que Trump ha hecho un daño irreparable al GOP y que después del 8 de noviembre,
los conservadores tendrán que formar un nuevo vehículo político (partido).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada