viernes, 14 de octubre de 2016

Obama pide a los demócratas de Ohio que voten temprano: si Trump gana, mi legado "se va por la ventana"

El Presidente Barack Obama ha hecho campaña a favor de Hillary Clinton en el aeropuerto Burke de Cleveland, junto al Lago Erie, un sitio fabuloso. El objetivo de su visita al noreste de Ohio: animar a los potenciales votantes demócratas a que voten anticipadamente, que si no luego llega el día de las elecciones, martes, y entre que están trabajando o que han quedado con alguien, se les olvida que hay elecciones.


Cleveland tiene "una energía extra... ¿Tiene LeBron algo que ver con eso?," ha preguntado Obama antes de pasar a hablar de quien todo el mundo habla a todas horas, Donald Trump.


La democracia está en juego el 8 de noviembre ("la democracia está en las papeletas," ha sido la frase exacta), según Obama. Pero más que a la democracia se refiere a su legado. Si los estadounidenses eligen a Trump, ha dicho Obama, todas las cosas que ha hecho su administración en los últimos ocho años "se van por la ventana."


"No tiene el temperamento, los conocimientos o el interés para adquirir esos conocimientos, ni la honestidad que un Presidente necesita tener, y eso era antes de escucharle hablar sobre las mujeres," ha dicho el Presidente número 44 sobre el magnate inmobiliario que aspira a sucederle en el Despacho Oval y apadrinar la inauguración de su Biblioteca Presidencial dentro de unos añitos con posado sonriente incluido.


"Trump parece estar en el juego poniendo excusas todo el tiempo de por qué podría perder,"
ha dicho. "Siempre es interesante ver a las personas que son duras cuando hablan pero que no son duras cuando actúan. Porque si eres duro, no pones excusas. No te quejas de los árbitros. Simplemente juegas el partido."


Lo dice un Presidente al que la prensa ha otorgado patente de corso durante ocho años y los árbitros le han concedido goles estando en fuera de juego por dos metros, como aquel gol de Adriano con el Sevilla al Valencia en 2008, que fue un escándalo galáctico y que poníamos de ejemplo Obamiano aquel año.


"Aparentemente, en un discurso ayer empezó a hablar de las élites globales, de que había una conspiración de las élites globales," ha dicho Obama sobre el speech que Trump pronunció en West Palm Beach. "Este es el tío que ha dedicado todo su tiempo a ir por ahí tratando de convencer a todos de que él era la élite global. Hablando de lo altos que son sus edificios, de lo lujosos que son, de lo rico que es y volando a todas partes."


"Pero solo tuvo tiempo para las celebridades. Y ahora, de repente, ¿está actuando como un populista ahí fuera?,"
 ha preguntado sorprendido Obama. "'¡Voy a luchar por la gente trabajadora!' ¡Vamos, hombre!"


"Puede que esté despierto a las 3 de la madrugada, pero eso es porque está tuiteando insultos contra alguien que le ha irritado," ha bromeado. "No es apto para ser comandante en jefe."


Obama también ha regañado a los líderes del establishment republicano, de los que se sabe jefe en EEUU hasta el 20 de enero. "¿No os horrorizó antes? ¿Cuando decía cosas degradantes sobre las mujeres? ¿Cuando les ponía una puntuación? ¿Eso no fue suficiente para vosotros?," les ha preguntado a sus peleles del partido del elefante, que nunca se han atrevido a levantarle la voz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada