domingo, 6 de noviembre de 2016

Trump en Colorado: "Tuvimos 17 rivales. Nos queda una"

Después del susto de Reno, Donald Trump cerró el sábado con un mitin en el National Western Complex de Denver, Colorado. El estado de las Montañas Rocosas, que parecía inaccesible para Trump debido a que cuenta con un elevado número de graduados universitarios y menos clase obrera que otros estados, se ha igualado en los últimos días y Hillary Clinton ha empezado a gastar dinero allí.


Trump recordó cómo ha ido eliminando rivales uno a uno desde que anunció su campaña presidencial. "Tuvimos 17. Nos queda una," dijo. "Me queda una antes de que hagamos grande este país otra vez."


El candidato presidencial republicano prometió que pondrá a los mineros de Colorado a trabajar aflojando las regulaciones "que destruyen empleos." Aunque puede que en Denver ni lo sepan, las minas de carbón son parte importante de la economía de la sección noroeste de Colorado.


Volvió a alertar de que una victoria de Hillary Clinton daría lugar a una Presidencia condicionada. "Si ella ganase, habría una crisis constitucional sin precedentes," dijo. "Sus escándalos actuales y sus polémicas continuarán durante toda su Presidencia."


Prometió que construirá un muro enorme en la frontera y dijo que quiere deportar a los inmigrantes ilegales que hayan cometido crímenes. Mencionó la emboscada que sufrieron dos agentes de policía de Denver hace una década por parte de un inmigrante ilegal. "Miles de americanos estarían hoy vivos si no fuera por las políticas de Obama y Clinton," dijo.


La campaña, dijo Trump, le ha permitido entrar en contacto con "muchas personas que han perdido su fe en el futuro y en el futuro del país." Pero "vamos a cambiar eso," aseguró. "Nuestro gobierno ha fallado a nuestros ciudadanos."


Pidió a sus seguidores que depositen personalmente sus papeletas en lugar de enviarlas por correo, para mitigar un posible fraude.


"¿Estará nuestro país gobernado por el pueblo o por un gobierno corrupto?," preguntó.


Trump contó con el apoyo de Mike Shanahan, ex entrenador de los Denver Broncos. Shanahan es uno de los principales partidarios del constructor de rascacielso en Colorado; el otro es Pete Coors, el famoso magnate de las cervezas, que organizó una recaudación de fondos para él en verano.


Shanahan habló de las veces que ha jugado al golf con Trump y destacó su energía y su éxito. "Es un líder probado en los negocios, en todo el mundo," dijo. "No debe nada a nadie."


Mitin completo




Trump cerrará su campaña en Michigan


Creíamos que Trump cerraría su campaña el lunes por la noche en Manchester, New Hampshire a las 9 de la noche, pero su equipo anunció ayer que el magnate viajará de Manchester a Grand Rapids, Michigan para hacer un mitin casi de madrugada. Michigan se ha convertido de repente en el centro de atención de las dos campañas. Os lo advertí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada