jueves, 3 de noviembre de 2016

Reaparece Melania Trump

Cinco días antes de las elecciones, Melania Trump ha pronunciado su primer discurso desde la convención republicana de julio. Lo ha hecho en Berwyn, condado de Chester, un surburbio indeciso de Philadelphia, Pennsylvania.


El objetivo del discurso de la mujer de Donald Trump, que ha generado una expectación inusitada por sus contadas apariciones públicas, ha sido abordar los planes de una posible administración Trump para las mujeres, los niños y las familias, que serían los asuntos que se le asignarían como Primera Dama, y defender a su marido.


La ex modelo ha empezado contando sus orígenes en Eslovenia antes de viajar a Nueva York en busca de mejores oportunidades. "América significaba que si podías soñarlo, podías realizarlo," ha dicho. "Soy una inmigrante," ha dicho. Una inmigrante legal. "Y nadie valora las libertades y oportunidades de América más que yo."


Ha retratado a El Donald como un hombre sinceramente preocupado por los problemas de EEUU y en especial por su clase trabajadora. "Cada vez que mi marido descubría el cierre de una fábrica en Ohio, Carolina dle Norte o Pennsylvania, podía ver cómo se cabreaba," ha contado.


"Él sin duda sabe cómo agitar las cosas, ¿verdad?," ha dicho.


En cuanto a ella, quiere ser "una defensora para las mujeres y los niños" si ocupa la oficina de la Primera Dama. La lucha contra el acoso escolar y a través de Internet será una de sus prioridades.


"Nunca está bien cuando un niño o una niña de 12 años es ridiculizado, acosado o atacado. Es terrible cuando pasa en el patio de juegos, y es totalmente inaceptable cuando lo hace alguien sin nombre oculto en Internet. Tenemos que encontrar una manera mejor de hablar unos con otros,"
ha dicho.


"Debemos encontrar maneras de honrar y apoyar la bondad básica de nuestros niños, en especial en las redes sociales,"
 ha dicho. "Será uno de los centros de atención principales de mi trabajo si tengo el privilegio de convertirme en vuestra Primera Dama."


Melania, que ha hablado durante 15 minutos, ha sido introducida por la mujer de Mike Pence, Karen. No pueden ser más diferentes. Una es la Torre Trump y la otra es una casita en un pueblo perdido de Indiana.


¡Melania!



El Donald ha seguido el discurso en su avión ¡por la CNN!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada