jueves, 10 de noviembre de 2016

Hoy es 7 de noviembre de 2016: Trump en Michigan: "Le daremos la vuelta a todo"

Ningún republicano ha ganado Michigan en unas elecciones presidenciales desde hace 28 años, pero parece que en las últimas horas las dos campañas han puesto su atención en el estado de los Grandes Lagos.


Ayer
Donald Trump tomaba Sterling Heights (la conocéis por la película It Follows), el segundo suburbio más grande de Detroit, y el ex Presidente Bill Clinton hacía campaña a favor de su mujer en otros puntos de Michigan: Flint, Lansing y Dearborn.


La propia Hillary volverá hoy al estado de los Grande Lagos, concretamente a Grand Rapids. Os dije la semana pasada que si volvía en las últimas 24 horas de la campaña podría significar que las cosas allí no van como ella esperaba. Su campaña también desplegará a Barack Obama en Ann Arbor.


En Team Clinton dicen que el aumento del interés se debe sobre todo a que en Michigan, al igual que en Pennsylvania o New Hampshire, el grueso del voto se emite el día de las elecciones, y consideran estratégicamente más inteligente concentrarse en estas últimas 48 horas de campaña en esos estados, después de haber dedicado las últimas semanas a los estados con una fuerte tradición de voto anticipado, en especial Florida y Carolina del Norte. Es la explicación oficial aceptada por la prensa.


Las visitas de Trump a Michigan han sido más continuadas a lo largo de toda la campaña (solo entre julio y septiembre, visitó el estado cinco veces). Ayer estuvo en el condado de Macomb, territorio de "demócratas de Reagan" que Obama ganó dos veces. Si Trump gana Michigan el martes, este condado tendrá mucho que ver.


Contraviniendo todas las normas de los supuestos expertos en imagen y comunicación, el candidato republicano apareció en el Anfiteatro Freedom Hill de Sterling Heights luciendo una original combinación de abrigo caro y elegante y gorra blanca con el lema "Hagamos América Grande Otra vez" que no permitía que se le viera la cara por la sombra que proyectaba.


Trump empezó prometiendo que ganará Michigan y la Casa Blanca el próximo martes.
"Vamos a traer nuestros trabajos de vuelta y ninguno más nos abandonará," dijo.


Enumeró, mencionando los nombres, las compañías que han despedido a trabajadores para trasladarse al extranjero, y dijo que la responsabilidad de ello recae sobre
los políticos "estúpidos" que "no saben qué hacer."


"En Flint solían hacerse coches y en México no podías beber el agua. Ahora los coches se hacen en México y no puedes beber el agua en Flint," protestó. "Le daremos la vuelta a todo. Una administración Trump impedirá que los empleos abandonen América e impedirá que los empleos abandonen Michigan."


¿Cómo? Las compañías de automóviles que trasladen su producción al extranjero y después pretendan vender sus coches en EEUU tendrán que pagar un impuesto del 35 por ciento, dijo.


Prometió que renegociará el NAFTA, "el peor acuerdo comercial firmado nunca por cualquier país," y que "vamos a acabar con el Obamacare para que no tengáis que preocuparos por ello."


Definió a Hillary Clinton como "la persona más corrupta que haya buscado nunca ocupar un cargo público," añadiendo que "está protegida por un sistema corrupto."


A Trump no le gustó nada la decisión del director del FBI James Comey de comunicar 48 horas antes de las elecciones que los nuevos emails de Clinton que llevaron a la reapertura de su caso no han cambiado el parecer de la Agencia Federal de Investigaciones: no recomendarán que se presenten cargos contra ella.


"No puedes revisar 650,000 emails en ocho días. No puedes hacerlo, tíos," dijo Trump. "Hillary Clinton es culpable. Ella lo sabe. El FBI lo sabe. La gente lo sabe. Y ahora correspodne al pueblo americano hacer justicia en las urnas el 8 de noviembre."



Mitin completo de Trump en Sterling Heights



La marea de gente en Sterling Heights

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada